A ambos lados del espejo

Estándar

No es la primera vez que presento una obra. Lo he hecho con anterioridad con libros de compañeros, con recopilaciones colectivas de relatos y con la mía propia, pero quiero contaros mi experiencia en dos festivales de sobra conocidos por los amantes del género: la Semana Negra de Gijón y el Celsius 232 de Avilés.

Empezaré por orden cronológico, es decir, por la Semana Negra. El sábado 16 de julio, a mediodía, partí rumbo a Gijón desde tierras zamoranas. Allí había quedado con Zeta, con quien me fui a degustar unos cuantos platos típicos de la tierra. He de decir que se nos fue un poco la mano pidiendo, lo cual me sirvió para concienciarme de que la semana siguiente la iba a pasar al completo en Asturias. Continuar leyendo

Anuncios